FBCB / Noticias

Investigadora de la FBCB participó de la Neuroscience 2018

Se trata de María Florencia Rossetti, quien fue premiada por la International Brain Research Organization (IBRO), y la Society for Neuroscience (SfN) para asistir a la reunión sobre neurociencias más importante del mundo en San Diego, California.

Anualmente la Society for Neuroscience reúne a científicos de todo el mundo para presentar una investigación de vanguardia sobre el cerebro y el sistema nervioso. Este año la Neuroscience 2018,  se llevó a cabo en la ciudad de San Diego, California y su objetivo fue brindar a los asistentes una variedad de oportunidades, incluído el enriquecimiento científico, el desarrollo profesional y la creación de redes profesionales.

Asistieron más de 20 mil personas, desde estudiantes hasta investigadores superiores,  empresas, miembros de las revistas internacionales, representantes de universidades y otros. Dentro de la agenda de actividades hubo presentaciones de pósters, simposios, nanosimposios, workshops y lecturas a cargos de investigadores premiados, donde se mostró la vanguardia en neurociencias.
En ese contexto la SfN y la IBRO, ofrecieron becas/premio a neurocientíficos menores de 35 años, de los países integrantes de las cinco regiones de la Organización Internacional de Investigación Cerebral (África, Asia, Europa Central y Oriental y América Latina), para que puedan asistir al evento. María Florencia Rossetti, investigadora del  departamento de Bioquímica Clínica y Cuantitativa de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas (FBCB) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), y miembro del equipo de investigación de Neurobiología del Instituto de Salud y Ambiente del Litoral (ISAL) CONICET-UNLque lidera Guillermo Ramos, fue una de las seleccionadas por su trabajo sobre el efecto que tiene la dieta materna sobre las vías dopaminérgicas del sistema de recompensa del cerebro en la progenie.
“Tuve la satisfacción de ser seleccionada para participar en este gran evento mundial. Obtuve la beca en reconocimiento a la calidad de mi trabajo y las capacidades académicas. Es una experiencia sumamente enriquecedora a nivel personal y profesional”, expresó María Florencia.

Efecto de la dieta de cafetería
“Estudiamos el efecto que tiene la dieta materna sobre las vías dopaminérgicas del sistema de recompensa del cerebro en la progenie (descendencia). La dopamina es un neurotransmisor asociado a las funciones motoras, la recompensa, la motivación y las sensaciones gratificantes. Frente a un estímulo, como por ejemplo el chocolate, las neuronas del área ventral tegmental (AVT) se activan y se produce una descarga de dopamina en el núcleo accumbens (NAc). Esto genera una sensación placentera y  nos motiva a querer comer más. Lo que nosotros encontramos es que las crías de las ratas madres alimentadas con una dieta de cafetería (“comida chatarra”) tienen una inhibición de las vías dopaminérgicas tanto en AVT como en NAc. Específicamente, detectamos una caída de la expresión del receptor de dopamina 2 (DRD2) y esto lo asociamos a cambios epigenéticos en su secuencia promotora. Esta disminución del DRD2 ha sido asociada a la obesidad y a las adicciones en modelos animales y humanos. Este hallazgo resulta sumamente interesante porque podría indicar que el consumo de este tipo de dieta durante la preñez y la lactancia podría aumentar la predisposición de la progenie a padecer comportamientos adictivos en la adultez”, explicó Rossetti.

Sobre la experiencia
“Estar allá fue increíble, tuve la posibilidad de conocer a destacados científicos que trabajan en el mismo tema que yo, se aprende muchísimo sobre lo que se está investigando en el mundo en neurociencia. Acceder a este tipo de encuentros te da la posibilidad de interaccionar con las distintas empresas internacionales, conocer las  tecnologías y herramientas de última generación. Muchas veces por cuestiones económicas nos cuesta acceder a este tipo de eventos y conocer el mundo pero esta vez tuvimos la oportunidad de participar, exponer nuestro trabajo, discutir nuestros resultados y mostrarnos a la comunidad neurocientífica mundial. La verdad es una experiencia inolvidable”, afirmó la investigadora.