FBCB / Noticias

Edición 2016-2017 de los Premios a las mejores tesinas de Biotecnología

La Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva otorgaron $60.000 en premios, destinados a continuar con el desarrollo de los proyectos.

Se entregaron los premios “Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva – Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas de la UNL a las mejores tesinas de la carrera de Licenciatura en Biotecnología”, edición 2016. La beneficiaria del primer premio fue María Delfina Bocco Gianello, mientras que las menciones especiales fueron para María Florencia Borgo y Antonela Fuselli.
El acto de entrega de premios se desarrolló en la Sala de Consejo Directivo de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas (FBCB) y fue presidido por el decano de la Casa de Estudios, Javier Lottersberger, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Eduardo Matozo, y el rector de la Universidad Nacional del Litoral, Miguel Irigoyen.

“Este es el sexto año de vigencia de este reconocimiento y el primer año que lo otorgamos conjuntamente con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva. Es primordial conceder este tipo de incentivos porque entendemos que el progreso y las aplicaciones de la Biotecnología son herramientas fundamentales para el crecimiento de la región. Santa Fe es una provincia donde la biotecnología tiene un rol crucial, tanto por su impacto en la producción primaria como por el desarrollo en industrias del sector, que la posicionan en un liderazgo nacional. El apoyo del gobierno Provincial es una clara señal política de la trascendencia que tiene la biotecnología para el crecimiento provincial”, declaró Lottersberger.

Por su parte, Matozo expresó “Para la Provincia el desarrollo de los recursos humanos es una prioridad. Cuando se creó el Ministerio, se jerarquizó la dirección de capital humano para la innovación, y entre las prioridades pusimos la biotecnología y los ingenieros. Para nosotros la biotecnología es el puntal de la competitividad del territorio santafesino ya que contamos con biomasa, con dos centros territoriales de referencia latinoamericana como son Santa Fe y Rosario, con estudiantes y graduados”. Y continuó “Desde el estado, conjuntamente con la Universidad, estamos trabajando para ser un territorio competitivo y para ello necesitamos que nuestros jóvenes se comprometan con el estudio y el desarrollo de la biotecnología en la Provincia y en la Argentina”.
Para finalizar, Irigoyen señaló “Es digno de destacar la gran inventiva, creatividad y esfuerzo que se mantiene en todas las tesis de grado de la UNL. A través de este tipo de incentivos se da un reconocimiento a todos nuestros alumnos que anónimamente ponen una enorme expectativa y un empeño mayúsculo en su trabajo final. Nos sentimos muy orgullosos de tener una de las mejores carreras de Biotecnología del país, que recibe de la Provincia, a través del MINCYT, la renovación de la apuesta al desarrollo de esta disciplina en términos de competitividad y, sobre todo, de valor agregado, lo que es realmente una satisfacción. Es destacable el reconocimiento que externamente hacen a nuestros mejores graduados”.

Reconocimiento al esfuerzo
El trabajo de tesina de Bocco Gianello se enfocó en obtener una receta a nivel nacional de cómo hacer un oncológico lipozomal disminuyendo los efectos secundarios en casos como los tumores sólidos que son oncológicos agresivos. Actualmente sigue trabajando para Lipomize SRL y su producto está en la etapa de venta con empresas de Alemania y Estados Unidos muy interesadas. Al respecto expresó “Estoy muy agradecida por el premio, da un cierre a la carrera muy lindo y es algo muy positivo para todos los estudiantes y da un incentivo para avanzar con el proyecto”.
Por otro lado, Borgo desarrolló inoculantes para silobolsas a partir de bacterias lácticas autóctonas que conservan el forraje del campo, utilizado para alimentar a los animales. El problema a resolver era el déficit de alimentos que los productores agropecuarios sufren en algunas épocas del año. El nuevo inoculante desarrollado por ella y su grupo de trabajo permitirá conservar el alimento para poder alimentar a los animales de la misma forma que en época de cosecha. Además aplica una tecnología de secado spray mucho más barato que los demás productos utilizados, con la idea de producir un insumo nacional y económico.
“Para el equipo y para mí es muy importante el premio, porque estuvimos más de tres años con este trabajo, fueron muchas horas de dedicación y lo tomamos como una reconocimiento a la perseverancia y al trabajo constante. Desde un principio nos pusimos como objetivo destacarnos en lo que hacíamos y lo logramos, por lo que estamos muy orgullosos”.
Por último Antonela Fuseli, abocó su trabajo a la biomedicina, ya que se inclinó por el Stem Cell Factor, es decir, las células madre, una práctica muy nueva que se lleva a cabo en pocos laboratorios del país. En la actualidad está cursando el Doctorado en Ciencias Biológicas de la FBCB y trabaja en el Laboratorio de Cultivos Celulares de la institución.
“Este premio resulta un reconocimiento muy importante por el esfuerzo que implica recibirse en una carrera como la de Lic. en Biotecnología y representa un incentivo para todos los estudiantes que buscan alcanzar este título y buscan seguir adelante pese a las dificultades que se presentan. Biotecnología es una carrera que te desafía, compleja que vale la pena. Hoy la Facultad y el gobierno demuestran un esfuerzo muy grande por incentivar este tipo de carreras que son el futuro”.